domingo

PALABRAS SECAS, SILENCIOS HÚMEDOS


A ninguno de los tres se nos ocurría nada realmente trascendente. Nos habíamos propuesto realizar actos que valieran la pena, que nos prolonguen un poco la vida, al menos en el recuerdo (ya que, después de noches y noches de debates infructuosos, terminamos por aceptar nuestra irrevocable mortalidad).

Esa tarde yo sugerí -sin énfasis- festejarle el cumpleaños a Franela, el cuida coches de la calle 25 de Mayo, que tanto nos hacía reír con sus chistes sobre los políticos cada vez que íbamos a buscar al Negro a la Biblioteca, ese extraño templo de libros y silencio en el que nuestro ilustre amigo trabajaba (sacando fotocopias).

Mientras tomábamos nuestro café de los viernes, Franco propuso hacer explotar una de las manzanas que está frente a la plaza Colón. El objetivo no era el de recuperar un espacio verde y hacer un paseo, como en la manzana 115, sino el de vengarse de una mujer (la Rusita) que lo abandonó, 10 años atrás, en pleno viaje de egresados. En verdad Franco dudaba si ella aún vivía ahí, pero nos explicó que se podría hacer un derribamiento preventivo...

Leer texto completo

16 Comentaron sin empacho:

Viviuska dijo...

Martín, que lindos que son esos pequeños actos para morir un poco menos.
Cuando saqué mi foto en la fuente recuerdo haber visto monedas y también tiré una y pedí mi deseo que aún no se ha realizado (me la habrán afanado?)
Cómo los deben querer a Uds. la gente de maestranza de la municipalidad!!!! Les desarman el calendario, les tapizan la fuente con monedas con pegamento... en fín, los deben estar buscando.
Gracias como siempre Martín!

Martín Aon dijo...

Hace varios años ya que no hay monedas en la fuente. Esa fue la inquietud que inició ese cuento.
Los municipales no nos hacen nada porque no tienen la voluntad de sacarnos corriendo siquiera.
En cuanto su deseo pedido durante el vuelo de la moneda hacia la fuente, tengo que decirle que si no se cumplió puede ser por el simple hecho de que su moneda no haya llegado a destino (bien porque se la manoteeó un linyera o bien por qué cuando se puso de espaldas usted perdió algo dse perpesctiva y la arrojó afuera).
Un beso, querida Vivi. A ver cuando viene a Mar del Plata a tirarse unas monedas a la fuente, cuando no al casino.

viruta dijo...

alguien dijo Casino? miau...

qué es la vida sino un puñado de vicios?









ahora... (así como quien no quiere la cosa y chuavechito al oído: dale una relojeada al título)

eMe dijo...

:(

Si no fuera por Zacarías, se pudre todo, vea...

eMe dijo...

Bueno, ahora que Zacarías me convenció de que lo hizo sin querer le cuento: su relato tiene frases y párrafos memorables (M de mala), eso logró que me olvidara de toooodos los estereotipos que escribió con respecto a la biblioteca y su bibliotecaria (Miriam, algún nombre más bibliotecológico que ese puede existir???).

Saludos, le agradezco amenizar mis cigarrillos en la escalera :)

Siberia dijo...

Mi caballero, gracias por alegrar un poco esta mi noche silenciosa. Por favor le pido que no deje de escribir. Como ya le dije - y por desgracia contínúo así - últimamente no logro concentrarme en nada, no hay libro que me atrape lo suficiente. Leo y al acabar la página no sé que he leído. Aunque sigo intentándolo se lo aseguro, cada mañana cojo uno nuevo - tengo más de 2000 libros en casa aunque nadie lo crea hasta que viene a casa pero sé que usted sí me creerá - Pero es inútil excepto sus relatos. Hágalo por mí. No deje de escribir.

Al menos hasta que me reponga, que con gente como usted, sé que lo conseguiré.

Martín Aon dijo...

VIRUTA qué es sino eso, no?
Vea, acerca del título debo decir que no me gusta, nunca me gustó ni me gustará. Y así y todo nunca lo cambié.
La querida eMe de Minúscula me sugirió que le agregue una A al comienzo, cosa que no está nada mal.
¿A usted se le ocurre algún título?

eMe de Motin linda imagen la de verla sentada en la escalera, fumando y leyendo.
¿Qué tiene contra la pobre bibliotecaria? La tal Miriam es una licenciada en no sé qué cosa de bibliotecas. Si viera qué cómo le queda el rodete…

SIBERIA usted me cuenta que “Leo y al acabar la página no sé que he leído…” y yo le cuento que a mí me sucede lo mismo cuando leo algo firmado por Salem.
¿Tiene 2000 libros en su casa? ¿y cuántos leyó?
Si quiere un libro que la mantenga atrapada, avíseme y le recomiendo algunos.
Gracias por sus palabras en este y en el otro Blog, Siberia.
Un beso para usted, entre sus 2000 libros.

viruta dijo...

no me refería al contenido sino al yerrito, justamente. nada grave, por cierto. de hincha pelotas, nomás.

Martín Aon dijo...

Gracias por la observación, VIRUTA, la agrego a la lista de los que me marcaron el mismo error.
Se nota que están todos más atentos que yo.

viruta dijo...

o al *pepe.





*déjenme ser naif de vez en cuando.

eMe dijo...

No dudo que el rodete le debe quedar lindo, lo que dudo es que tenga ese título en muchas cosas.

Justamente porque labura en una biblioteca ;)

Zacarías???

IRENE dijo...

VIRUTA.. como decis q estamos al pepe?? Leer a Martin es un lujo que hay q agradecer que nos llego.
Lo cierto es q a Martin se le chispoteo una letra al titulo, si de ese error estamos hablando.

Aparte Viruta...a ud lo veo seguido por aca..q critica?!!!!

Q hermoso relato Martin, esos actos para morir un poco menos, q falta nos hace.

Pero yo si voy a Mardel, cuando voy...voy a COMERRRR!

BESOS AMIGO MARTIN, GIGANTES, CARIÑOSOS Y PORTEÑOS.

Steki dijo...

Hola Martín, ya llegué a usted. Uffff... ando un poco lenta últimamente.
Este relato tan lindo lo pinta de cuerpo entero, o mejor dicho alma entera.
Que tenga un feliz domingo.
Saludos a mi sobrina Belén, que vive en Mar del Plata! (Jaja, tal vez la conozca!)
BACI, STEKI.

El Gaucho Santillán dijo...

Muy bueno, Martìn. (Se podrà explotar la cancha de Newells, que està en el parque Independencia.

Te pongo un link, porque vi que està el mìo.

saludos

Adalberto Remo dijo...

Caballero Martín, por fin llego a su blog, porque tuve que ponerme al día con todo lo que no había leído de los amigos bloggeros, justamente, porque ya volví de esa hermosa ciudad.
Y el relato me gustó mucho, permitió que volviera a esa fuente e imaginar los resultados de las "proezas" que cuenta.
Un abrazo. Adal.

Enigma dijo...

Hola Martín!!
Tarde pero seguro, lo vine a visitar y me encontré con este otro relato que me gustó mucho también.
No olvidé que ud. me dijo que podía pedirle alguna cosita literaria, que era sin cargo... no me lo dijo por lo del aviso de 4 x 8 que le consulté la otra vez no? Bueno, estoy pensando, en cualquier momento le hago un pedido, mientras lo felicito por este último que publicó.
Besos