viernes

LA SOLEDAD - Segunda parte

LA SOLEDAD

SEGUNDA PARTE

...Los espectadores no sabían si era en serio o no lo que estaban viendo, hasta que Lapolla -elocuente- luego de escupir a un costado, arrancó:

-El miedo a la soledad nos lleva, a veces, a cometer atrocidades. Conozco gente que se ha casado más por temor a quedarse solo, que por amor...

Ahora, por fin, todos estaban en silencio. Lapolla siguió:

-...un buen día de sus opacas vidas, descubren que se sienten mal, tristes, angustiados, incomprendidos -dijo, y mirando fijo a la pelirroja de remera ajustada de la segunda fila, preguntó:

-...¿y saben qué descubren?

-Ayyy-
gritó Salem, que se estaba sacando la cera de la oreja con la llave de su auto. Se ve que le dolió.

-Perdón, perdón. Sigan nomás- e hizo un gesto con la mano, como un referí.

-¿Y que descubren?- repreguntó Gustavo Lapolla, de manera retórica, para seguir diciendo:- se dan cuenta que se sienten solos, miserablemente solos, pese a estar acompañados, y hasta casados en algunos casos.

Martín Aon, sabía que era su turno para hablar; del bolsillo interior de su saco negro, sacó una petaca plateada, y tras darse valor con tres tragos cortos, empezó su parlamento:

-Lo peor que puede ocurrirnos no es que nos quedemos solos. La peor noticia de todas es que no aguantemos estar con nosotros mismos.

Notó que las mujeres asentían con sus cabezas. Eso lo alentó a seguir más allá aun:

-El punto que cada uno debería analizar con detenimiento, es ese: saber que es lo que tanto nos molesta de nuestras propias personas.- mientras decía esto, miraba fijo a una morocha obsecuente de labios gruesos, que desde la primera fila le guiñaba un ojo.

-Tendríamos que intentar- quiso seguir, pero un eructo memorable tronó en el salón de actos.

-Perdón- dijo Salem, levantando una mano- es que comí morrón y lo repito.

-Me toca a mí-exclamó de pronto Carmelo Capazzo, que se estaba quedando dormido. Con su meñique derecho se quitó una lagaña en forma de arroz, y arremetió con todo:

-Si lo pensamos bien, notaremos que muchas actividades se realizan en soledad, y no necesitan de nadie más para concretarlas felizmente.

A la mitad de un sonoro bostezo, Gustavo Lapolla se creyó en el caso de intervenir, mientras que con una mano sostenía contra su ojo una improvisada bolsa de hielo que le acercó el portero a cambio de una propina.

-Para pensar, leer, soñar, rezar, no nos hace falta más que nosotros mismos.

-Para dormir, crear- agregó Capazzo, sumándose.

-¿Procrear?- preguntó Salem, que no escuchó bien, mitad porque seguía con la llave en la oreja, mitad porque se había bajado del escenario para pedirle el número de teléfono a una rubia de minifaldas y botas largas, que lo tenía como en celo.

-¡Crear!- enfatizó Capazzo.

Aon aprovechó que Salem estaba entre el público, y le tiró el micrófono inalámbrico.

-Tomá Alejo- y lo soltó. Salem intentó lucirse con una atajada de antología, pero le falló el cálculo y el micrófono se estrelló contra el escote de la rubia, al igual que las manos del arquero. Por cierto, ella no protestó.

Sin poder ocultar la risa, Martín Aon dijo:

-Sería bueno que todos digamos alguna actividad que podemos realizar solos. Puede empezar la señorita si lo desea.

-¿Cuál, la tetona?-
preguntó Salem desconcertado.

-¡Dale, Alejo!- lo apuró Lapolla.

-Afeitarse- dijo al fin el de barba rala, con un cigarrillo en la boca.

-Muy bien, muy bien- alentó Capazzo.

-Depilarse- dijo la morocha de la primera fila, logrando la ovación.

-Si Mamita- volvió a hablar Capazzo.

-Rascarse- sugirió otro.

-Maquillarse- aportó la pelirroja a la que Gustavo Lapolla le clavaba su cíclope mirada.

-Morirse- dijo el portero, queriendo decir "muéranse".

-Masturbarse- comentó convencido el gordo que apoyaba el codo en la cabeza del busto de Mariano Moreno.

-Bueno, no siempre- afirmó Alejo Salem, sabiendo de lo que hablaba.

-En mi caso si- dijo Capazzo, orgulloso.

Como Martín Aon permanecía silente, y concentrado, con medio dedo índice escondido en su fosa nasal derecha, escarbando, Gustavo Lapolla fue quien moderó:

-Paren un poco, che.

En ese momento, una voz de mujer llegó desde el costado de escenario, al lado de Sarmiento.

-La soledad es curable- dijo, y todos se callaron al mismo tiempo. Rápidamente le pasaron el micrófono.

Continúa...

8 Comentaron sin empacho:

IRENE (www.myspace.com/irenegarvaz) dijo...

Que bueno, las cosas que se pueden hacer solos...hasta masturbarse jajajajajaja!!..pero si lo hace por soledad, tb es ingrato.

Ya estoy saboreando y esperando la tercera!!!...

Y no me haga desear...q me siento sola!!

Siberia dijo...

Yo escribí en mi blog sobre las cosas que se pueden hacer solo en las que por supuesto estaba "masturbarse". Pero aun recitando tal glosario de cosas que se pueden hacer a solas, claro, no era ni la mitad de gracioso de como usted lo narra. Por eso le pregunto señor Martín:¿ Por qué no deja usted todo lo que lleve entre manos y se dedica a escribir y nada más que a escribir? ¿No ve que es un don que está desperdiciando? Hágalo al menos por sus asiduos lectores que tanto disfrutamos con sus relatos.

Yo, al igual que Irene, también espero su tercera parte.

IRENE (www.myspace.com/irenegarvaz) dijo...

SIBERIA!! fui a tu perfil y no hay donde encontrarte o visitarte.

Como estas??? siempre te veo pero no nos saludamos. A ver si nos conectamos, vale?...

Besos enormes!

Siberia dijo...

Irene: Hoy antes de comentarle a Martín he visto tu perfil. Ya ves que casualidad, pero no he visto que tuvieras ningún blog. Entraré en myspace.com. Y sí, razón tienes por alguna razón mi perfil aparece no disponible. La repera. Otra jugarreta de mi blog. Si entras en "Hace frío en Siberia" mira Bueno el primer y más visitado blog es "Arsénico por compasión" En fin creo que ya solventé lo de mi perfil. Muchas gracias por interesarte. Ojalá nos lleguemos a conocer mejor.

Besos

Viviuska dijo...

Siempre estamos solos con nosotros mismos, pero son mucho más gratas las cosas que pueden realizarse en compañía sobre todo si es la que nosotros queremos.
Bastante ecatológica la conferencia que dieron! Jajajaja!

Vamos Aon, pongáse las pilas para la tercera pronto.

IRENE (www.myspace.com/irenegarvaz) dijo...

Ah, SIBERIA Q BUENO VERTE Y Q BUENO Q ME DES TU DIRE.
Te cuento q mi perfil de Blogger esta. Tenes q ir a pagina principal y ahi esta mi dire.

Bueno, voy a tus blogs..Besos!!!!!

Atitar - Ratita dijo...

Hola!!aquí me quedo a la espera de que termine el intervalo.
besos

viruta dijo...

quisiera meter bocadillo, pero de solo pensar que puedo quedar grabada forever&ever en la lista negra, me da cosita...

así que mejor el bocadillo...
me lo meto en la boquitahm